Privatiza, que algo queda

Una amiga enfermera (o ateese, o dúe, o como leches se llamen ahora los del gremio) me ha hecho llegar una petición del lector para que muestre su indignación, por sí y por todos sus compañeros, contra las infumables medidas que con la excusa de la crisis están intentando aplicarse contra la sanidad sanitaria. Yo creo que tratar de explicar mi postura ante ustedes es como cuando estos días pasados nos trataban de contar científicamente por qué no venía el fin del mundo. Manda güevos, decía yo; si alguien se cree lo del “día 1 tun katatún chimpún”, peor para él.
Continue reading

Halón recargado

Tras unos días fuera de combate volvemos a la actividad. Esto se verá raro y bastante vacío durante unos días. Estamos currando en recuperar todos los posts escritos a lo largo de más de ocho años. Y ya aprovechamos y modernizamos el blog, que le estaba haciendo falta, ¿no?

Gracias a todos los que habéis preguntado estos días por Halón Disparado. Hemos descubierto que hay gente que todavía no se ha hartado de nuestras paridas.