Las Claves de Ucrania

Harto estoy de ver noticias que explican “las claves del problema de Ucrania” para todos los públicos. Insensatos. Sus voy a explicar la cruda realidad de un modo que todos lo entendáis:

Después de la disolución de los Siete Reinos, varios clanes se enfrentaron por el poder en Ucrania. Durante algún tiempo, la bella Julia Targaryen retuvo el poder, pero luego fue encarcelada acusada de brujería, y Victor Lannister accedió al trono, con la complacencia del vecino y poderoso reino de los Baratheon.

Pero cuando los Lannister se empeñaron en construir un bulevar en Gamonal, los Arryn llamaron a la revuelta. Al principio, los Lannister se cargaron a unos cuantos campesinos, pero tras el triunfo de la revuelta, Victor Lannister tuvo que huir al Bastión de las Tormentas, y Vladimir Baratheon respondió en su apoyo, enviando barcos con la excusa de proteger el marisco.

Los Arryn buscaron el apoyo popular proclamando su ascendencia Valyria. De paso, declararon raza inferior a los Bravoosi, que pasaban por allí. Los Lannister y los Baratheon, a su vez, recordaron los tiempos de la Edad Oscura, cuando algunos Arryn traicionaron a los humanos aliandose con los dragones del Oeste. A todo esto, murieron unos cuantos campesinos.

Los Doothraki contemplan todo con estupor, desde el otro lado del Mar Cósmico, y advierten a los Baratheon gritando su lema (Khomo Vhaya…), pero todo el mundo sabe que no quieren cruzar aguas cuyos caballos no puedan beber.

Te acompaño en el sentimiento…

En una ciudad pequeña y de ubicación difusa como es Ávila, casi todos tenemos familiares o conocidos (por lo general, de avanzada edad) que se acercan a mirar las esquelas que adornan las puertas de las iglesias para ver quiénes han pasado a mejor vida. Las leen para ver si conocían al finado o a alguno de sus deudos; aunque no sea así siempre se puede comentar si el apellido es corriente, si deja viudo o viuda, o si ha muerto de viejo o no (independientemente de si es centenario, cualquiera más joven que el lector de la esquela ha muerto en la flor de la vida).
Continue reading

Damnatio memoriae

Esta semana me he leído el libro “Mediohombre”, cariñoso apodo con el que la soldadesca se refería al general Blas de Lezo por aquello de que le faltaban un ojo, un brazo y una pierna. El libro cuenta, en plan guión cinematográfico, los avatares del sitio de Cartagena de Indias, curiosa batalla que es algo así como el Vietnam de la armada inglesa. En efecto, los soldados de Blas (unos 3.500), rechazaron un desembarco de tal calibre que hasta Normandía no se volvió a juntar una flota mayor: casi 200 barcos y más de 30.000 soldados. Aquella batalla fue el punto culminante de la Guerra de la Oreja de Jenkins. Si usted no sabe a qué oreja me refiero, no se extrañe. Estamos ante un caso de damnatio memoriae que todavía hoy perdura, hasta en el Google Maps.
Continue reading

Detroit de los caballeros

Ayer leí un gran artículo sobre el declive de Detroit, la ‘ciudad del motor’ que se ha convertido en una ciudad fantasma. No es que me haya impactado, es que todavía no iba ni por el tercer renglón cuando ya estaba buscando paralelismos con mi ciudad. He reproducido el artículo original (recortando, que era muy largo), con añadidos en cursiva para adaptarlo a una visión de Ávila en un futuro no sé si muy lejano… ¿2020? El Camarada seguro que me dice que antes… Coñas aparte, la sensación que me da es que vamos por el mismo camino. Verán que no hay tanta cursiva… Un replace de ‘Detroit’ por ‘Ávila’ y poco más…
Continue reading

Precios locos

Lo confieso: en ocasiones voy al McDonalds o al Telepizza. Y cada vez que voy me siento mal. Pero no se piensen ustedes que es por condicionantes éticos o dietéticos, no (el Camarada sí que tiene esos condicionantes, pero él tiene más de progre y de sobrepeso). No es eso. Lo malo de ser fastfoodista ocasional (de pascuas a ramos) es que siempre me hago un lío con los precios. No hay peor cosa en uno de esos sitios que querer sólo una hamburguesa.
Continue reading

Diseño socarrón

Históricamente los seres humanos nos hemos considerado la especie elegida, el cénit de la evolución, el ‘bicho marca ACME’. La inteligencia nos distingue de entre las bestias*, decimos. Pero si tras el proceso evolutivo se esconde la mano del demiurgo, desde luego no lo podemos calificar de diseño inteligente: más bien sería un diseño socarrón. No se explican de otra manera las contradicciones en las que cae el animal que se autodenomina ‘sapiens’. Con esto no me refiero a que estemos sujetos a las pulsiones básicas como comer o reproducirse, no. Me refiero a la manera en que lo tenemos implantado en nuestro kernel: está claro que el programador era un friki. Veamos algunos ejemplos.
Continue reading

Afiliarme al PP

Hace unos días, tras la magnífica noticia del rechazo de IU a la homeopatía y las terapias pseudocientíficas, decidí afiliarme a dicho partido. Sin embargo, ante la precariedad laboral como trabajador de El Mal y las pocas posibilidades de prosperar en el partido del anticristo, me lo he pensado mejor.

Voy a afiliarme al PP. A meterme 10 cubatas para celebrarlo. Y a conducir de vuelta a casa en modo Carmaggedon. Creo que tengo mucho más futuro así.

Bola extra: Como me hace notar un seguidor en twitter, debería cambiar Carmaggedon por Carromerggedon…

Banda sonora: ‘Search And Destroy’ de Iggy Pop & the Stooges.