2020

Con lo de Madrid 2020 estoy decepcionado y me alegro. Estoy decepcionado por lo que supone, ese “zas, en toda la boca” que le han dado a nuestro país. Pero en el fondo, me alegro. Puede que usted piense mal de mí, sobre todo si:

– Esperaba ser usted uno de los trabajadores que hubiera construido ese pequeño (y mutante) porcentaje de infraestructuras que faltaban.

– Es usted propietario de un hotel, o de un bar, y esperaba tener 20 días su negocio al completo, o vender a lot of cups of café con leche.

– Es usted un (muy joven) deportista o entrenador, y esperaba poder estar en Madrid 2020, esperaba que el Estado y los patrocinadores destinasen algunas migajas más a fomentar su deporte, y que los telediarios le destinasen alguna fracción de segundo más después del fúmbol.

– Esperaba usted obtener beneficios de procedencia poco confesable por algo relacionado con este sarao. (En este caso, ajo y agua)

– Esperaba usted que esto fuera algo así como un revulsivo que marcaría el final de la crisis, un “borrón y cuenta nueva”, un optimista “podemos” generalizado. Sí, recuerdo que cuando ganó el PP las elecciones, mucha gente pensaba eso…

Pero si no es así, alégrese, hombre.

Sepa que su país ya no se va a entrampar todavía más de lo que ya está (los estados tienden a minimizar los gastos y a magnificar los beneficios; lea algo sobre la deuda provocada por Londres 2012, si no me cree).

Y si además usted no vive en Madrid, alégrese más. Porque el estado no va a concentrar aún más su inversión e infraestructuras en Madrid (esa que provoca que las comunidades circundantes se queden cada vez más despobladas y desindustrializadas por el efecto de “agujero negro” que ejerce la capital).

Y si vive en Madrid, alégrese de que va a sufrir menos recortes y privatizaciones en servicios básicos (a ver de dónde iba a salir la pasta, si no…); de que va a soportar menos obras (y atascos y ruidos) durante los próximos 7 años… Y de que los policías de su barrio no van a dedicarse a vigilar cosas olímpicas y a dificultar sus movimientos por seguridad (hable con alguien que visitase Londres en 2012, si no me cree).

Y de que en 2021 no sufriremos una resaca nacional generalizada. ¿Se acuerdan de 1993? Yo sí…

2 thoughts on “2020

  1. Ronronia

    September 14, 2013 at 2:02pm

    Esos pobres constructores que financiaron ilegalmente al PP y no han podido obtenerle toda la rentabilidad esperada a la “donación”, frotándose las patas como moscas ante las perspectiva de esas adjudicaciones de obras olímpicas y esas facturas finales que quintuplican el presupuesto inicial sin que nadie ponga un pleito ni haga caso de los informes (ya no vinculantes, para eso cambiaron la ley) de los auditores… me duele el corazoncito de pensar en el disgusto que se tuvieron que pegar, pobrones.

  2. Wannabegafapasta

    September 24, 2013 at 11:12am

    Y Adelson que quiere irse ahora a Japón, y está poniendo condiciones cada vez más aberrantes para poder romper el compromiso sin quedar mal… y se encuentra que el PP se las acepta todas!

Comments are closed.